jueves, 3 de mayo de 2018

Libertad de opinión

Iñaki Gabilondo, en un magnífico libro sobre la radio en España, hablaba de los periodistas de provincias. Comentaba lo difícil que es informar estando tan cercanos al poder en ciudades pequeñas.

La feria se cuenta según le va a cada uno. Algunos nos hemos visto sorprendidos en  ocasiónes con el  "zarpazo" para que callásemos.

El zarpazo no venía precisamente del medio en el que trabajamos, al contrario, la mayoría de los que nos dedicamos a la comunicación, tenemos el apoyo de la empresa..
 
Hace un año recibía una citación del juzgado número 12 de Zaragoza. Se me citaba a  un acto de conciliación con dirigentes y ex dirigentes de la Federación aragonesa de fútbol. Era el previo a interponer, contra  mi persona, una querella criminal o demanda contra el honor.
Todo por escribir un artículo sobre las "dudas" en la elección del reiterado presidente de dicha federación, con más de 25 años en el poder.

Quien escribe ratificó en dicho acto de conciliación las palabras escritas. Y nunca más se supo de la querella. Quien escribe tuvo que buscar abogado, profesionales del prestigioso despacho  Ilex abogados.  Los demandantes, con dinero de todos los federados, llevaron  el suyo.

La pretensión: callar un asunto que en el mundo del deporte aragonés es de sobra comentado.

Celebramos la libertad de prensa, la libertad de opinión y expresión, de investigar, recibir información y  difundirla,  siempre desde el respeto y la documentación.

Gabilondo tenía razón, se está tan cerca del poder en provincias  que, en ocasiones, no es sencillo decir la verdad. Ahora, la satisfacción al ejercer este derecho, siempre es inmensa. 

Apostar por la libertad de opinión no debería tener precio.



No hay comentarios:

Publicar un comentario