miércoles, 13 de diciembre de 2017

Llevar una bandera

A los niños, los padres, debemos marcarles los límites,de lo contrario se sentirán perdidos, pensarán que no los queremos.
Para la sociedad el estado es el que nos marca esos límites. Es el padre estado.

Llevamos años en los que nuestro "padre estado" no tiene una directriz clara y firme.
Por razones políticas un gobierno dejo a otro por resolver el adoctrinamiento en Cataluña.
"Cedo en Madrid y el siguiente que gobierne que resuelva." Así llegó la ilegal República.

Lo peor de todo este desatino es que los ciudadanos pagamos las consecuencias. Y algunos, que ya estaban perdidos, encuentran un caldo de cultivo que acrecienta su fobias.

Víctor llevaba tirantes con la bandera de España. A sus agresores no les gustaron. Tenía 55 años le apasionaban las motos y vivía en Zaragoza.
Ahora, presumiblemente, se esgrimirá el argumento de enfermedad mental para el violento. Flaco favor para los enfermos que de verdad las padecen. Y con ese argumento, el o los agresores, irán a la cárcel una temporada. Será la segunda ocasión pues, el principal detenido, ya estuvo en prision por dejar tetrapléjico a un policía en Barcelona.

¿Qué hacer? Mucho por resolver en el ámbito judicial y político. No se puede alimentar el odio en un país. No todo puede consentirse por unos votos. González, Zapatero, Aznar… Todos se rindieron ante Cataluña. Ahora reconocen culpas.

La fobia contra el que piensa lo contrario está más arraigada en algunos seres humanos. No dejemos que esto crezca más..

"No hace falta que un gobierno sea perfecto, tan solo que sea práctico" decía Aristóteles. Alguien debería comenzar a ser práctico.


La Vida en Aragón: http://www.ivoox.com/13-12-2017-la-vida-aragon-mayte-salvador-audios-mp3_rf_22626984_1.html



lunes, 11 de diciembre de 2017

Un 11 de diciembre de madrugada

Era un día frío de hace 30 años. Las familias dormían. Un coche bomba rompió sus vidas. Fue uno de los atentados, con mayor número de víctimas, de los perpetrados en España por la banda terrorista ETA . Cinco niñas, un adolescente y cinco adultos fallecieron, fueron asesinados.

Hoy 30 años después se recuerda con homenajes a quienes perdieron su vida. El ministro del Interior, el presidente del gobierno de Aragón, los que salvaron su vida, compañeros, los vecinos, guardan memoria del hecho. Se ha inaugurado una exposición en el museo Provincial donde podremos aprender de los hechos. En el lugar donde se emplazaba el cuartel, se ha realizado  un emotivo acto, en  memoria  de los guardia civiles y sus familias.

La historia hay que recordarla para no volver a cometer los mismos errores. El terrorismo acabó, la huella en las familias, de quienes perdieron a un hijo, no.
El perdón es un sentimiento que llega con el tiempo. En este día lo que muchos seguimos sin  comprender es como aquellos que no pestañearon a la hora de explosionar una bomba en Zaragoza, Barcelona o Madrid, sean representantes de otros en las instituciones.

Si a los ciudadanos no nos cabe en la cabeza, imaginamos la moderación, los valores y la contención de las familias de los guardias que han sufrido atentados a lo largo de la historia de este país.

La Guardia Civil es protagonista en Zaragoza al rememorar el cuartel de la avenida de Cataluña. Lo es también  en Lérida donde, hasta Joan Tarda, diputado de ERC, se ha  equivocado, se ha confundido nuevamente en sus declaraciones. Ha alentado un discurso sin sentido.
Los bienes de Sijena han sido  embalados bajo férreas medidas de seguridad; protestas, poca colaboración y 43 de ellos ya han llegado al monasterio. Uno se ha perdido.
Qué forma más absurda de crear conflictos. Que ignorancia la de aquellos que no leen, que desconocen la historia y proclaman teorías políticas donde, lo acontecido, demuestran que nada político hubo en la venta ni en la reclamación.
En este lunes la historia está en Villanueva de Sijena tras más de tres décadas de pérdida. Pero los verdaderos protagonistas de este día son aquellos que un 11 de diciembre de 1987 vivían en una casa cuartel de la guardia civil en la avenida de Cataluña de Zaragoza.
Aquellos guardias y sus familias han mostrado durante treinta años que la ley, el respeto absoluto a las normas de convivencia en nuestro país, son la única fórmula para vivir en paz. Sin su creencia ferrea en valores fundamentales el tiempo hubiese sido otro.
Seguramente alguno de aquellos niños que se asustaron de madrugada en el cuartel, hoy, hayan custodiado y velado el patrimonio aragonés hasta su llegada al monasterio del que nunca debieron salir.

Una jornada  para sentir y propagar valores arraigados.

Entrevista incluida dentro del programa La Vida en Aragón en EsRadio y La Tele TV:
http://www.ivoox.com/11-12-2017-la-vida-aragon-mayte-salvador-audios-mp3_rf_22577873_1.html

lunes, 4 de diciembre de 2017

Bielsa, música y magia

Era un 6 de diciembre de 1997. Fue en Nápoles. Se evaluaron informes y se admitieron nuevas candidaturas. Entre ellas llegaba una aragonesa compartida con Francia. Más de 30.000 hectáreas con valles espectaculares.

Se votó y se inscribió como patrimonio de la humanidad a Pirineos Monte Perdido.

La Unesco reconocía " un paisaje cultural excepcional con una estructura social y económica de vida montañesa rara en Europa".

Curiosa definición para enmarcar un lugar donde el ciclo natural es único. Donde la magia nos abraza. Donde las personas degustan y dan tiempo al tiempo.
Visitando Bielsa, Tella, Torla… Uno se empapa de esta forma de vida alejada de nerviosismo sin sentido.

Hoy 20 años después, parece que la vida, en este espacio reserva de la biosfera, continúa igual. Artesanos que elaboran su yogur y lo transportan directamente al comercio, sin intermediarios; nieve que entorna las montañas y por fin llegará el cauce del Cinca y otros ríos casi secos….

Hoy que hablaremos tanto de sesiones de debate en ayuntamientos como el de Zaragoza o Teruel, de estudios de intención de voto donde la realidad, los hechos tozudos, llaman la atención a algunos gobernantes… Hoy nosotros podríamos hacer protagonistas a aquellos que continúan viviendo como montañeses. Con esas raíces en el pasado que no olvidan el presente. Con comerciantes que siguen utilizando lápiz y papel para hacer la cuenta a sus clientes.
Protagonistas los 20 años de un lugar imborrable cuando se visita y uno pierde la mirada en una cascada o en la luna plena.

La naturaleza tiene música para quien  la escucha, decía el sabio. Pasear por los nevados valles, dejarse llevar por sendas que conducen a hermosos saltos de agua y olvidarse del tiempo es sumar vida. Que felicidad poseen aquellos que se procuran un "espíritu montañés  raro en estos tiempos".