martes, 5 de abril de 2016

Paraísos secundarios

Ella sabía que en sus brillantes ojos sólo cabía la verdad. Sabía que era la más guapa, la más vivaz e irresistible. Lo sentia por dentro y los demás lo veían por fuera. Ella comprendía y aplicaba muy bien el proverbio judío: "con una mentira suele irse muy lejos, pero sin esperanza de volver". Y así afirmó: "No puedo mentir, soy testiga de Jehová".

Una mujer que por su manera de afrontar la vida, podría ser fiel reflejo de muchos ciudadanos que no quieren irse lejos, que no mienten, que usan la verdad como bandera. Ella, la actriz de Almodóvar, nunca fue a paraísos fiscales, ni falta que le hacía. Su paraíso estaba en su trabajo, en divertirse y divertir con su gracia innata.
Una vecina,esta mañana en el ascensor, me ha recordado a la reconocida Lampreabe.

Hablar del tiempo y terminar conversando sobre problemas de comunidad y de recetas de cocina, es una escena que siempre nos recordará a los grandes secundarios del cine.

Hoy que a la luz salen hermanas de Reyes, futbolistas o directores de cine, con cuentas de nombres ficticios, una vecina volverá a pronunciar la frase: no puedo mentir.
Que extraordinario país este, donde afortunadamente la inmensa mayoría somos actores secundarios con principios asentados. Actores que hoy volveremos a cantar bajo la lluvia, susurrando la mítica canción, a la persona que amamos.

lunes, 4 de abril de 2016

El largo de una falda...

El largo de una falda. ¿Ustedes han pensado que el largo de una falda puede cambiarles la vida? ¿Por encima de la rodilla, cubriendo la rodilla o largo hasta los tobillos?
 Para nosotros puede ser una cuestión de estética o de moda; les resultará difícilmente creíble que en algunas sociedades, el largo de la falda, modifica el futuro de una niña.
 Maputo, puerta de un colegio el 18 de marzo de 2016. Se organiza una fiesta para protestar contra el acoso escolar a niñas en Mozambique. El gobierno dice que las violaciones de profesores a las escolares se acabaría si las féminas llevan falda hasta los tobillos. Al policía apaga la fiesta organizada en las puertas del centro. Las niñas huyen, una cooperante planta cara. Por este motivo y sin más razón es expulsada del país. La cooperante llevaba cuatro años trabajando intensamente por los derechos de las mujeres y su educación.

 La joven trabaja en el  Secretariado Internacional de la Marcha de las Mujeres y es zaragozana.
 Eva Anadón ha dejado cuatro años de labor, amigos, tarea realizada y muchos proyectos inacabados. 
El gobierno de Mozambique ha querido utilizar su expulsión, como lección para acabar con la lucha de organizaciones de todo el mundo, contra la violencia sexual a niñas por parte de sus profesores.
Dramática historia la de aquellas pequeñas que son forzadas a mantener relaciones sexuales si quieren aprobar sus asignaturas . Si quedan embarazadas se las aparta del centro. A los maestros tan solo se les ubica en otra escuela. 
El gobierno de este país impone, como medida estrella, el largo de la falda hasta los tobillos para "evitar tentaciones". Tamaña ignorancia y crueldad afirmamos muchos. 
Eva Anadón, licenciada en antropología y trabajo social, entre otros, con experiencia en países como Etiopía y Angola con ONU Mujeres,  está en Zaragoza satisfecha de su trabajo y dispuesta a seguir luchando. 
No podrá volver a Mozambique en diez años. No pudo hacer su maleta, ni despedirse de su novio, amigos y compañeros. 
Su corazón sigue en Maputo y su ejemplo, al contrario de lo que creyó el ministro del ramo, se ha propagado cual virus sin antídoto. Su revolución ha comenzado aunque intenten vestirla con una falda que cubra sus pies.
"La sonrisa es el idioma de las personas fuertes e inteligentes.".
Eva Anadón hoy nos ha emocionado en los micrófonos, ha derramado lagrimas de impotencia pero mantiene una maravillosa sonrisa que la hará vencer.
El largo de una falda todavía determina la vida de una mujer ¿hasta cuándo?

Gestiona Radio Zaragoza, 99.7 FM : http://www.ivoox.com/zaragoza-al-dia-04-04-2016-audios-mp3_rf_11036149_1.html