jueves, 19 de noviembre de 2015

Infinitas razones

Sala recoleta, tres visitantes y un vigilante. En las paredes dibujos de rostros del renacimiento. En las paredes frases que invitan a la reflexión. Un piso por debajo una nueva sala con paneles repletos de cuadros que emanan luz. Entre ellos un amanecer en intensos blancos. El renacimiento y los jóvenes talentos conviven en el Patio de la Infanta.

Dos exposiciones que nos invitan a pensar: lo sucedido y lo que viene. El cierre de la Escuela de Atenas de Platón y el arte de los jóvenes conviven para nuestro deleite.

El emperador, Justiniano, cerró una escuela del saber dónde se estudiaban matemáticas, medicina, retórica o astronomía. Esto no hizo más que alimentar el afán del hombre por seguir aprendiendo y evolucionando. La historia se repite y hoy nos movemos entre revoluciones y convulsión. Afortunadamente esto no impide a los creadores seguir laborando.

Hoy pensamos si es tan difícil controlar el tráfico ilegal de petróleo y antigüedades que alimenta a los terroristas. Pensamos en la unidad del pueblo francés.
Pensamos fundamentalmente en vivir apasionadamente y crear afán diario que mejore nuestro círculo cercano y se contagie cual virus benigno. Ese pensamiento nos lo marca la experiencia, nos lo enseña la vida. "Prefiero el bastón de la experiencia que el carro rápido de la fortuna", decía Pitágoras.

¿Por qué no hacer protagonista a la experiencia? Seguro los jóvenes talentos habrán bebido de ella.

Visitando una exposición de rostros del pasado, uno puede hallar infinitas razones para continuar evolucionando cada día.

lunes, 16 de noviembre de 2015

Imagina Paris

"Imagina a la gente, a toda la gente, viviendo intensamente cada día. Imagina que no hay paraíso. Ningún infierno debajo de nosotros, arriba solamente el cielo. Imagina que no hay países . nada por lo que matar o morir. Imagina toda la gente viviendo en paz. Puedes pensar que soy un soñador, pero no soy el único" .
Muchos recordamos en esta jornada  la letra de esta canción, un himno para la paz. ¿Por qué no imaginar hoy que ese mundo sin guerra es posible?
Este fin de semana, ayer y hoy todos somos París.Hemos recordado seguramente la felicidad que nos produjo descubrir esta ciudad de intenso cielo azul. La felicidad de pasear por el interior de Notre Dame o de tomar un café en La Select. Hemos recordado también a personas cercanas que un 11 de marzo en Madrid, vieron truncada su vida. Dogmas mal interpretados, sinrazón del ser humano cuando la razón no entiende de credos. Y detrás de todo ello intereses económicos.
Hoy París ha sido una ciudad sin sonrisa, Francia un país unido por encima de ideologías.
El mundo en paz viviendo intensamente, decía John Lennon. Imaginaba la tierra sin países, nada por lo que matar o morir.

Todos viviendo en paz.
Utopía para trabajar.

jueves, 5 de noviembre de 2015

Sacar de meta

"Un viaje de miles de kilómetros debe comenzar con un solo paso".
"Los grandes cambios personales dependen de iniciativas pequeñas, a veces incluso ínfimas".
"Siempre nos arrepentiremos de lo que no hicimos".
"Explorar, soñar, abrir las velas con el viento del cambio".


¿ Estamos cercanos a estos pensamientos? ¿Cuántos ciudadanos diariamente se reinventan y comienzan de cero para avanzar? ¿Somos uno de ellos?

Ayer descubriendo el argumento de la película aragonesa Bendita Calamidad, cualquiera puede hacer suya esa frase. Arriesgar para ganar, para evolucionar.

En ocasiones la "bendita calamidad" nos hace "saltar" y hallar el camino del éxito y la felicidad. Solo siendo céleres, como advertía un árbitro de fútbol a un jugador retraído, podremos conocer rumbos extraordinarios que jamás pensamos estarían a nuestro alcance.

Qué hermoso saber que una o dos palabras pueden ser un empuje de ilusión: sea célere...y el jugador saco de meta.