viernes, 15 de diciembre de 2017

Se cerraron cuarteles

Cumplían con su trabajo. Lo hacían aparentemente en un lugar tranquilo, en el Bajo Aragón turolense. Una zona está  un índice de población medio y con bajo nivel de peligrosidad. Una comarca aragonesa la de Andorra - Sierra de Arcos con balnearios, huertas, rincones hermosos y calidad de vida.

Un desalmado ha roto la serenidad de Albalate y Andorra. Hirió a dos personas hace tan solo una semana, y ayer tarde, asesinaba a dos guardias civiles y al nieto del pastor de Andorra. La guardia civil buscaba al delincuente y éste les disparo.

Hace mucho tiempo que desde la guardia civil se denuncia la falta de miembros en las zonas rurales. En algunos puntos de nuestra geografía los turnos de la noche se resuelven con dos personas y un coche para cubrir la seguridad de áreas tan extensas como Muel-El Burgo de Ebro.

Se cerraron cuarteles, muchísimos.
Los vecinos también han reclamado más seguridad desde esos cierres.

Muchos agricultores guardan sus aperos en casa por miedo a que les roben  en las granjas o almacenes que poseen en las fincas..

Es muy sencillo escribir y suscribir estas palabras. Lo difícil es ser guardia y salir cada noche con poco apoyo logístico. No es sencillo tampoco vivir en un pueblo y marchar al masivo si saber si habrás tenido suerte y no te habrán robado.
Afortunadamente los sucesos dramáticos como el de ayer en Albalate o Andorra son aislados. Pero los pequeños robos diarios en el campo son constantes. Los agricultores jubilados hallan la felicidad cultivando su pequeño huerto. Los ladrones les han robado tanto que, en algunos casos, se han llevado también esa ilusion.
Medidas habrá que tomar sin más dilación.
De nuevo esta semana ¿dónde y quien pone los límites?

La Vida en Aragón: http://www.ivoox.com/15-12-2017-la-vida-aragon-mayte-salvador-audios-mp3_rf_22670347_1.html

2 comentarios:

  1. Lo que es evidente es que la G.C. de unos años a esta parte si hablamos del medio rural en el cual tienen encomendada la seguridad de nuestros pueblos , trabajan con una gran precariedad de medios tanto materiales como humanos al cerrarse muchos de los cuarteles y por ello ampliándose el territorio al que cubrir servicio , se puede decir si temor a equivocarse que es prácticamente imposible que en esta situación, se pueda garantizar un minimo de seguridad haciéndose muy necesario un considerable aumento de las plantillas y de medios técnicos que se muestran como imprescindibles tal y como reclaman los Ayuntamientos afectados por esta desprotección en la que se ven por los citados motivos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ricardo por tu acertada reflexión. Falta plantilla y medios, los guardias que trabajan en el medio rural hacen todo lo posible por mantener la seguridad en los pueblos pero es tarea imposible con la precariedad con la que trabajan. Solamente hay que vivir en un municipio pequeño para comprobarlo. Su trabajo encomiable.

      Eliminar