jueves, 11 de junio de 2015

Eric..esas pequeñas cosas



.
Hoy que tanto se habla por parte de los que se despiden y llegan a gobernar de justicia social… ¿sabrán ellos de la historia de Eric? Son aquellas pequeñas cosas…decía la canción.
Son esas pequeñas grandes cosas que hacen de nuestros días universos de vida real no de utopía de campaña.
Son como la historia de Eric Marín Ocejo, pequeñas grandes batallas y hechos que debemos poner en grandes titulares.
Son gestas que, como la lluvia que renueva la naturaleza, nos hacen caminar con otra visión. Una mirada más real del mundo y sus circunstancias
Eric es niño feliz. Ha conseguido en dos meses el cariño y el apoyo de muchísimos ciudadanos.
Tiene cinco años y vive en Zaragoza. Necesita un aparato que le ayude a caminar. Nació con una enfermedad sin diagnostico preciso. Como en el caso de otras enfermedades raras nada es sencillo excepto el amor que genera a su alrededor. No existen precedentes de ayudas económicas, tampoco investigación para sanar la enfermedad pero si la solidaridad de sus amigos que están “Dando la lata por Eric”.
Como  él otros pequeños o adultos con problemas de salud poco usuales o con una beca de comedor pendiente que nos demuestran que las “pequeñas cosas” son las más importantes de la vida.
Finalizar la jornada sabiendo que hemos podido hacer sonreír a las personas que tenemos mas cerca o que hemos sido útiles en nuestra labor, reconforta tanto como esa lluvia que reajusta la tierra y crea bruma a seiscientos metros del valle.

miércoles, 3 de junio de 2015

Por ti...

Ayer caminó bajo la luz de la luna. Un paseo largo, intenso, saboreando los sonidos de la naturaleza, sintiendo el aire fresco a la orilla del río.
Recordó a todos los que estuvieron y están a su lado.
Fue rápido. Cumplió sus sueños.

Hoy se ha levantado temprano y ayuda a su padre en las tareas agrícolas. Cosechar el cereal en los Monegros le llena de felicidad.

Ayer besó a su pequeña con más intensidad que nunca. Se abrazó a su compañera de viaje con ternura.
Sonrió al visionar su historia siete años atrás.
Recordó a todos los que estuvieron y están a su lado.
Fue rápido. Cumplió sus sueños.

Hoy ha estado en una mesa informativa. Ha ofrecido sus mejores palabras y todo el cariño que rebosa.

Son dos de los muchos que, gracias a la generosidad  de otros, han sido trasplantados.

En 2015 esa generosidad ya ha proporcionado 522 años de vida. "La donación no es una terapia rara, es una opción de vivir". Esa es la idea fundamental que transciende en este Día Nacional del Donante de Órganos.
Antonio desde su trasplante ha paseado agradecido, ha podido vivir intensamente de nuevo.
Raúl desde su trasplante pudo casarse y tener una preciosa hija.

Ellos dan gracias a las personas anónimas  que les donaron una segunda oportunidad.
Hasta en el instante final la vida genera vida si nosotros queremos.
No existe mayor regalo.