sábado, 26 de mayo de 2018

Cristina Remacha, pintando el alma


Su ternura conquista.

Es pequeñita por fuera y una enorme artista por dentro.

Su vida ha estado acompañada por el arte; inspirada por la pintura de su madre y la forja de su padre. Su marido un artista de la comunicación, sus hijos especiales.


No le gusta ser foco de atención. Le apasiona trabajar en su estudio y pasear a su gran amigo: un chihuahua de vivos ojos que la adora.

Su padre fue uno de los grandes artistas que ha dado esta comunidad autónoma: Pablo Remacha.

Ella Cristina Remacha Escolano.

Cada lunes en los micrófonos de EsRdio Aragón, Cristina Remacha, nos hace la crónica del partido del Real Zaragoza. Narra el encuentro como si de uno de sus cuadros se tratase. Pinceladas gruesas, finas, luz entre sombras… Son imágenes que hacen sentir a los oyentes la pasión del encuentro.

Ella, calladamente, cada día su estudio pinta caras de mujeres. "El alma femenina es lo que mejor entiendo", afirma con una sonrisa.

Tanto pintar sin alharacas que nos sorprende. Este próximo domingo en Estadilla, se inaugura el retablo del altar mayor de su iglesia parroquial, obra de Cristina Remacha. Nuestro homenaje siempre a la pintora Remacha y a todos aquellos que despacito, sin presumir, nos regalen sorpresas de arte.
Son personas con enorme ángel que aportan belleza a nuestra vida.


miércoles, 23 de mayo de 2018

Andrea Cristobal, modelo con luz propia


Las tormentas hacen fuertes a las personas y nunca duran para siempre".

Tenemos tormentas, rayos, truenos y centellas en estos meses de primavera. Tormentas políticas que duran y duran desde la primavera del 2017 o la anterior. Convulsión que hace tambalearse la creencia de muchos ciudadanos en una profesión hermosa: el arte de la hacer política.

En España unos se comen a otros. Los jueces no dan abasto. Unos critican y otros callan ante la caída del oponente. Callan, por ejemplo, desde el PSOE pues, probablemente, podría perjudicarles hablar. Y las ondas del boomerang se expanden hasta todas las comunidades autónomas. Alcaldes que no quieren explicar que hicieron con el dinero de sus vacaciones, presupuestos que se gastan en publicidad y no en hechos,….

Son tormentas que pasarán y nos harán más fuertes a la hora de decidir en las urnas.


En este tiempo de nubes, que van y vienen, llega diariamente la luz. Estalla la  rebeldía de la inmensa mayoría de ciudadanos que, tras el café y el desahogo sobre asuntos políticos varios, pone su sonrisa y lucha por sus sueños. Como los de una mujer que vio como su mundo se trastocaba por una enfermedad. 

Es la historia de Andrea Cristóbal, Miss World Zaragoza. Un ejemplo de cómo la adversidad no puede tumbar  ninguna ilusión. Es fisioterapeuta, tiene formación musical y un compromiso extraordinario con la sociedad. Su creencia y su corazón vencieron una aplasia medular y hoy la hacen prepararse para ser modelo internacional.

Decía el Principito; "... lo esencial es invisible a los ojos". En este caso la luz trasciende.

En días de "y tú más" el ejemplo de Andrea nos reconforta.

lunes, 21 de mayo de 2018

El camino del corazón. Diario de un peregrino accidental.

Cuando uno emprende viaje imagina el objetivo. A medida que camina se pregunta porque emprendió la aventura. Alcanzada la meta siente satisfacción y vacío. Solo cuando se mira en perspectiva se acaricia y disfruta lo aprendido.

Es el diario de un tramo del Camino de Santiago realizado en octubre de 2017. Una promesa que rebela que el corazón es el impulsor de nuestros logros y cimas. Etapas recorridas junto a Antonia, Eugenio, Paco, Aris y Rosa. Pasos dados gracias a José Ángel quien con su mirada, sus palabras y su amor animaba mi maltrecho espíritu.


EL CAMINO DEL CORAZÓN. DIARIO

Primera jornada: Fonsagrada- O Cádavo

fue un 20 de mayo cuando sin pretenderlo se gestaba el inicio de una gran aventura personal. Sin océanos, sin grandes riesgos, sin obstáculos infranqueables era y es una de las grandes proezas conseguidas.
Caminar, tan solo caminar en un mundo de velocidad y segunderos. Olvidar la comunicación virtual y comunicar con la palabra, el abrazo o la mirada. Un paso tras otro, sin prisa, con paradas cuando la cabeza lo dicta. Con llegadas fruto de la fuerza del corazón.
El objetivo era Santiago, la misión hacer kilómetros con el alma, la razón será siempre la misma vida.
Una habitación, con vistas a los gruesos muros de piedra del erguido palacete envolvió la primera noche. Fonsagrada recibe fresca las noches de octubre. A la mañana un generoso desayuno con bizcocho casero auguraba una etapa insólita por la novedad del principiante en el camino.
Una antigua granja reconvertida en alojamiento abría el paso a tramos de asfalto y tierra. Verde campo con sus árboles y animales. Azul limpio de un cielo sin contaminación acústica.
Y el principiante paso a paso dejando el corazón en cada aldea. Caminando sin controlar la pasión de la primera vez.
Etapa llana con repechos en su final que ponen al viajero en su lugar. Subidas que frenan la fuerza que emana a borbotones en las suelas. Pasos que nos ascienden a montes con paz.
Silencio al atardecer, solamente roto, por la respiración del peregrino nipón que corre en busca de la última plaza del albergue.
En O Cádavo, al finalizar la jornada, los músculos nos advertirán de la osadía al ignorar la rudeza del trayecto. La alegría del inicio de la aventura ha cegado a quien cree batirse con enemigo pequeño.

La sopa casera recompondrá el dolorido cuerpo que va despertando al enfriarse. El sueño llegara al galope. También el alba con el sonido de campañas que anunciará un nuevo reto.
Los quejosos pies se rebelaran ante su entrada en el hoy más estrecho cubiculo de la zapatilla. Un, dos,...cien  pasos y la pasión volverá a tirar de cada miembro. De nuevo caminar ocupará totalmente nuestro pensamiento. El mundo se olvida. Solo caminar, inconscientemente, sin más pensamiento que rehuir una piedra, bordear un charco o escuchar a los pájaros.
No hay más que lo que tus ojos alcanzan, lo que tu cuerpo te dicta y lo que tu corazón, poseido por la magia del camino, siente. Pobre, rico, dirigente o dirigido, a todos el camino iguala. Durante  horas, diariamente,  La Paz y la nada se adueñan de ti.

Es hora de emprender labor, de hacer camino al andar.

O Cádavo- Castroverde

viernes, 4 de mayo de 2018

"No se puede humillar a las víctimas del terrorismo"


En enero de 1987, un autobús con personal y profesores de la Academia General Militar fue alcanzado por la explosión de un coche bomba. ETA la había colocado junto a la iglesia de San Juan de los Panetes  en Zaragoza. Morían el conductor civil y un comandante de ingenieros. Hubo más de 40 heridos. La mayor parte de ellos, 31 años después, todavía tienen secuelas. Algunos se siguen preguntando ¿por qué?

¿Se les ha pedido perdón?

ETA ha dicho adiós. ¿Ha pedido perdón por todo el daño infringido, por ejemplo, en Aragón?
La Casa Cuartel, Manuel Jiménez Abad, las murallas… Guardia civiles en Huesca.

Se despiden sin más….


Para José Marco, por ejemplo, aquel día de 1987 en el autobús, no se borra de su memoria. Tuvo que reconstruir su vida, sus objetivos, su mente y cuerpo. Todo el dolor lo sufrió por levantarse una mañana y marchar a trabajar.

Tenemos una deuda pendiente con aquellos que fueron hostigados, simplemente, por trabajar por nuestra seguridad, en la política, siendo fiscales, jueces, médicos, catedráticos, … Que se enfrentaron con valor a la locura terrorista.

¿Seriamos capaces la mayoría de tener la serenidad de las víctimas de ETA? ¿Perdonar? ¿Se ha pedido perdón? ¿Se han entregado a la justicia, han esclarecido los asesinatos?

Piden acercamiento de los presos al País Vasco, hablan de presos políticos, de reintegrarse en la sociedad….

Al preguntar a José Marco si cree en la clase política, su respuesta es contundente: "se me hace cuesta arriba viendo las personas que han ido hoy a Bayona a bailarles el agua a los asesinos. Espero y deseo que los políticos tengan un poco de serenidad. No se puede humillar a las víctimas del terrorismo solo porque estos energúmenos digan que van a dejar de matarnos ¿y les vamos a dar premios?
Que la ley sea igual para todos, ¿porque vamos a doblegar las leyes ante ellos?"

¡Qué difícil estar a la altura de personas como José Marco!
A quien corresponda lo escuche...


jueves, 3 de mayo de 2018

Libertad de opinión

Iñaki Gabilondo, en un magnífico libro sobre la radio en España, hablaba de los periodistas de provincias. Comentaba lo difícil que es informar estando tan cercanos al poder en ciudades pequeñas.

La feria se cuenta según le va a cada uno. Algunos nos hemos visto sorprendidos en  ocasiónes con el  "zarpazo" para que callásemos.

El zarpazo no venía precisamente del medio en el que trabajamos, al contrario, la mayoría de los que nos dedicamos a la comunicación, tenemos el apoyo de la empresa..
 
Hace un año recibía una citación del juzgado número 12 de Zaragoza. Se me citaba a  un acto de conciliación con dirigentes y ex dirigentes de la Federación aragonesa de fútbol. Era el previo a interponer, contra  mi persona, una querella criminal o demanda contra el honor.
Todo por escribir un artículo sobre las "dudas" en la elección del reiterado presidente de dicha federación, con más de 25 años en el poder.

Quien escribe ratificó en dicho acto de conciliación las palabras escritas. Y nunca más se supo de la querella. Quien escribe tuvo que buscar abogado, profesionales del prestigioso despacho  Ilex abogados.  Los demandantes, con dinero de todos los federados, llevaron  el suyo.

La pretensión: callar un asunto que en el mundo del deporte aragonés es de sobra comentado.

Celebramos la libertad de prensa, la libertad de opinión y expresión, de investigar, recibir información y  difundirla,  siempre desde el respeto y la documentación.

Gabilondo tenía razón, se está tan cerca del poder en provincias  que, en ocasiones, no es sencillo decir la verdad. Ahora, la satisfacción al ejercer este derecho, siempre es inmensa. 

Apostar por la libertad de opinión no debería tener precio.



viernes, 27 de abril de 2018

No es no

Escuchar a mujeres que han sido víctimas de violencia por parte de sus parejas es un ejercicio absolutamente recomendable para algunos jueces.
Escuchar el relato de una mujer que "caminaba por la Plaza de San Miguel de Zaragoza" y recibía varias puñaladas, remueve el corazón.
La mujer había denunciado a su pareja. Escucharla remueve y hace pensar en su valentía.

Conversar con policías que tienen a su cargo la seguridad de estas mujeres es aleccionado. Su implicación es absoluta para velar por su seguridad.

Las mujeres denuncian y ...¿el sistema las acompaña?. Debería acompañarlas más, ser más completo en sus resoluciones.

De nuevo hoy la pregunta ¿que se necesita para reformar los "detalles" de las leyes en nuestro pais?
Tras la sentencia de la Audiencia de Navarra ¿que mas necesitamos? Abuso, violación ¿como se tipifica la violencia sexual?

Si la ley  se empecina en no equilibar la balanza en casos de mujeres violadas ¿que hacemos?.
Asumir un fallo como el del caso de "La manada" es complicado.

Muchas son las preguntas que cualquier ciudadano puede hacerse: ¿como demostramos que la violencia existió si nos paraliza el miedo ante el agresor? ¿como demostrar que no es no si no existen imágenes? ...

Muchísimas mujeres se han levantado una mañana y han dicho basta. Valientes han dejado atrás la violencia contra su cuerpo y mente. Han dicho no.

Las leyes caminan a paso lento, la evolución de la sociedad las presiona.
Tras este caso es tiempo de ir al detalle.
No es no.

La Vida en Aragón en EsRadio: http://www.ivoox.com/27-04-2018-es-vida-aragon-mayte-salvador-audios-mp3_rf_25657348_1.html





lunes, 16 de abril de 2018

Teoría o verdad del Ebro


Se debatía sobre la necesidad de dragar el Ebro. Fue hace ocho años en la Facultad de Económicas de la Universidad de Zaragoza. La mesa redonda estaba organizada por asociaciones ecologistas. Diferentes grupos defensores del medioambiente, representantes de la administración, de la Confederación Hidrográfica del Ebro exponían sus argumentos. Agricultores y ganaderos tenían pequeña o nula representación. Fue uno más de los muchos actos organizados, en las últimas décadas, para defender el no dragado del Ebro. Con argumentaciones teóricas transcurrió el debate. 

Sobre nuestro río y el medio ambiente se ha teorizado mucho durante años. Mientras tanto el barro y la grava, además de la maleza y troncos, se han ido sedimentando en el fondo y en las orillas de la Ribera Alta y Baja..
Resultado: metros de sedimento que provocan roturas de motas que anegan tierras de cultivo y se acercan peligrosamente a las poblaciones. En la Ribera Alta más de 3000 hectáreas anegadas; otras tantas en El Burgo, Villafranca, Fuentes, Pina y Quinto donde también se está pendiente de que el agua no llegue a la población..

Hace 50 años se dragaban los ríos, había flora y fauna autóctona en abundancia y la riadas llegaban naturalmente,  sin desalojar pueblos. El ser humano es tozudo y la naturaleza más. No se pueden poner puertas al campo y olvidarse de las obligaciones con un río que nos da vida.

En 2015, en 2018, volvemos la cara al cauce… solo nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena. Lo hacermos, a pesar de que los agricultores y ganaderos de la ribera, llevan años solicitando el dragado seguro del Ebro.
Así lo reclama el alcalde de Quinto, Jesús Morales, hoy reforzando sin tregua las motas que se abren con la fuerza del caudal. Lo  piden insistentemente los alcaldes de la margen izquierda y derecha, los agricultores que han perdido, previsiblemente , toda la cosecha.

Los hortelanos no dejan de mirar la huerta de Las Fuentes en Zaragoza. Desde que la isleta, frente a la desembocadura del Gallego, se ha hecho grande y no se limpia, sus tierras de cultivo se anegan. "¿Vamos a priorizar una política ecológica que no sabemos a qué fauna protege, frente a todas las personas que se ven afectadas? afirma Manuel Calle, presidente de la Asociación de Hortelanos de Zaragoza.

¿A quien interesa todo este ahogo? ¿Porqué no se escucha a los que saben?
Una excelente obra de teatro en Madrid, Muñeca de porcelana, habla de los finos hilos que mueven el poder y el mundo.  Una interesante lectura para tardes de riada.

Son días de mirar al Ebro y no olvidar que nos da vida.